Volver a los detalles del artículo Criminalia No. 2, Octubre 1933 Descargar Descargar PDF