Los orígenes de la Academia Mexicana de las Ciencias Penales

Autores/as

  • Elisa Speckman Guerra

Palabras clave:

Relevo generacional, Academia Mexicana de Ciencias Penales, Criminalia

Resumen

La Academia Mexicana de Ciencias Penales se instituyó en 1940, siete años antes sus fundadores habían creado Criminalia. La revista es un antecedente fundamental en el origen de la agrupación y se convirtió en su órgano de difusión.
Ambas, academia y revista, fueron fundadas por el grupo que relevó a la generación de penalistas porfirianos. Se trata de la primera generación de penalistas del México posrevolucionario, representada por José Ángel Ceniceros, Luis Garrido, Alfonso Teja Zabre, Raúl Carrancá y Trujillo, Carlos Franco Sodi, Francisco González de la Vega, José María Ortiz Tirado, Javier Piña y Palacios, Francisco Argüelles, Juan José González Bustamante y Emilio Pardo Aspe, entre otros.
Algunos de ellos comenzaron a publicar a mediados de la década de 1920, destacaron entre los críticos de los códigos promulgados en 1929 y participaron en la redacción de los ordenamientos de 1931. Dos años después un grupo más nutrido impulsó la publicación de Criminalia, conformó el consejo de redacción y colaboró de forma asidua. La revista los cohesionó y en 1940 fundaron la Academia Mexicana de Ciencias Penales, que pronto recibió a nuevos integrantes, tanto mexicanos como españoles exiliados en el país.

Publicado

2021-02-18

Número

Sección

Historia de la Academia Mexicana de las Ciencias Penales y CRIMINALIA