El castigo penal de la intención y los motivos: contradicción normativa e incompatibilidad ideológica

Autores/as

  • Javier Schütte Ricaud

Palabras clave:

Castigo penal, Contradicción normativa, Contradicción, Prohibición

Resumen

¿Qué nos parece más grave? ¿Un homicidio cometido por odio racial, o un simple homicidio? ¿Lesiones intencionalmente provocadas, o causadas por negligencia? Parecería que, en ambas preguntas, el primero de los casos; y el sentido de esta intuición quizás puede mantenerse en un derecho penal liberal, pero al responder a la pregunta “¿por qué es más grave?”, por lo general, se razona de manera violatoria al derecho fundamental a la libertad de conciencia y se incurre en la doctrina de derecho penal de autor. El Derecho penal mexicano y el resto de sistemas herederos de la tradición romanística, acompañados del desarrollo de la dogmática jurídico-penal y la teoría del delito —así como también, a su manera, los sistemas de common law y su doctrina— hacen lo mismo: no sólo al establecer una mayor penalidad para un mismo hecho si se encuentra que en el autor había un motivo despreciable al realizarlo, sino también al penar más una misma conducta dolosa respecto de una culposa; esto es, al considerar los motivos o la intención para aplicar una pena. Aquí planteamos que aumentar las penas tanto por la intención como por los motivos del agente es, por un lado, una incompatibilidad ideológica dentro de la teoría del delito y, por otro, una contradicción normativa entre las leyes penales y la constitución mexicanas.

Publicado

2021-03-02